Sangrado de nariz

La gran mayoría de los sangrados de nariz (epistaxis) son benignas, especialmente en niños y adolescentes.

 

Siguiendo estás indicaciones la hemorragia se cohibirá sencillamente:

  1. Incorporesé. La cabeza alta disminuye la hemorragia
  2. Incline la cabeza, para evitar tragar sangre.
  3. Apriete con sus dedos indice y pulgar a ambos lados de la raiz nasal.
  4. Si no fuera efectivo tapone la naríz con una gasa o algodón empapado en agua oxigenada.
  5. Espere unos minutos antes de destapar la nariz.
  6. Si la epistaxis no fuera controlable acuda al centro sanitario más cercano