Traumatismo por Bastoncillo de algodón

Una de las razones por la que no se deben utilizar bastoncillos de algodon para limpiar los oídos ( ni ningun instrumento parecido) es porque frecuentemente ocurren accidentes y por descuido se puede provocar una perforacion del tímpano.

Si accidentalmente te has clavado en tu oído uno de estos bastoncillos y lo extraes con sangre, debes tomar las siguientes medidas.

1- No volver a manipular el oído. No limpiar de nuevo el oído ni intentar cohibir la hemorragia. El sangrado sera autolimitado.

2-NO LIMPIAR EL OIDO CON AGUA NI NINGUN OTRO LÍQUIDO. Esto podría provocar que si el timpano esta perforado no cicatrice correctamente y la perforacion quede abierta.

3-Acudir a un especialista en Otorrinolaringología para evaluar los daños y asegurarse que cura la herida correctamente.